trenturistico.es.

trenturistico.es.

Las fiestas religiosas y sus rituales ancestrales

Las fiestas religiosas y sus rituales ancestrales

Las fiestas religiosas y sus rituales ancestrales

En el mundo rural, las fiestas religiosas forman parte esencial de la cultura y la tradición que han pasado de generación en generación. Cada celebración religiosa tiene su propia historia y ritual, pero todas ellas tienen un denominador común: su arraigo ancestral.

En España, las fiestas religiosas son muy diversas y abundantes, cada región o pueblo tiene sus propias celebraciones, algunas de ellas muy conocidas y visitadas por muchos turistas. A continuación, vamos a conocer algunas de las fiestas religiosas más destacadas y sus rituales ancestrales.

La Romería de El Rocío

Una de las celebraciones religiosas más masivas de España es La Romería de El Rocío, que se celebra en Almonte, provincia de Huelva, entre finales de mayo y principios de junio. Miles de personas llegan a la aldea de El Rocío, donde se encuentra la ermita de la Virgen del Rocío, para ofrecerle sus respetos y rendirle tributo.

El recorrido que hacen los peregrinos desde sus lugares de origen hasta El Rocío puede durar varios días, se realizan a pie, en coches de caballos o en caravanas. Durante la romería, se respira un ambiente festivo, la música y el cante por sevillanas y rumbas se escuchan en cada rincón del recinto.

La noche previa al día de la Romería es la famosa noche del "Rocío Chico", donde se concentran todos los peregrinos en los alrededores de la ermita y se celebra una misa. Al día siguiente, se realiza la famosa "procesión de la Virgen del Rocío", donde los peregrinos llevan a hombros la imagen de la Virgen cargada de adornos y ofrendas.

La Semana Santa de Sevilla

Otra de las fiestas religiosas más populares de España es la Semana Santa de Sevilla, declarada de Interés Turístico Internacional. Durante esta semana, se realizan numerosas procesiones de las Hermandades de las Cofradías, entre los que destacan los pasos de vírgenes y de Cristos cargados de flores y velas.

Cada día de la Semana Santa tiene su propia procesión, pero la más famosa es la Madrugada del Viernes Santo. En esa noche, se llevan a cabo seis procesiones que componen una de las estampas más impactantes de la Semana Santa de Sevilla. Además, en cada barrio de la ciudad, se celebran las llamadas "Madrugás", donde los vecinos se organizan para su propio vía crucis.

La fiesta de Sant Joan

En la provincia de Alicante, en la comarca de La Marina Alta, se celebra una de las fiestas religiosas más singulares de España, la fiesta de Sant Joan. Esta celebración se realiza en la noche del 23 al 24 de junio, para rendir homenaje a San Juan Bautista.

Uno de los rituales más característicos es "la cremà", que se realiza quemando hogueras en la calle a medianoche. Las hogueras se hacen con muebles viejos y trastos no deseados y al final de la noche, se queman todas a la vez. Esta costumbre se remonta a la antigua costumbre de deshacerse de los objetos viejos y dar paso a los nuevos.

Otra de las tradiciones que hacen que esta fiesta sea única es "la plantà", donde se elaboran unas esculturas elaboradas con materiales reciclados, que se colocan en las calles del municipio. Estas esculturas se exponen durante varios días y son admiradas por muchos visitantes.

La fiesta de San Fermín

Por último, pero no menos importante, la fiesta de San Fermín en Pamplona. Esta celebración se realiza en honor a San Fermín, el patrón de la ciudad, que se celebra del 6 al 14 de julio de cada año.

El ritual más famoso de las fiestas de San Fermín es el encierro, donde los corredores se enfrentan a los toros en las calles de la ciudad. Cada día, a las 8 de la mañana, los toros son liberados en la calle y se corre delante de ellos hasta llegar a la plaza de toros. Es un ritual peligroso, pero que atrae a miles de turistas cada año.

Durante estas fiestas, también se realizan procesiones, actividades culturales y deportivas, música en directo y una multitud de eventos que convierten la ciudad de Pamplona en un gran escenario festivo.

En conclusión, las fiestas religiosas son una parte vital de la cultura y la tradición de España, que se han mantenido intactas durante siglos. Cada celebración tiene sus propias costumbres y rituales, pero todas ellas tienen un denominador común: la devoción y el respeto hacia la figura religiosa homenajeada. Por eso, te animamos a vivir de primera mano estas festividades y disfrutar de la riqueza de las tradiciones españolas.