trenturistico.es.

trenturistico.es.

Sabores inesperados: Ingredientes autóctonos que debes probar

Cada uno de los lugares que visitamos tiene algo especial, desde su gente hasta su gastronomía. Y, en muchas ocasiones, lo que más nos sorprende son los sabores que no esperábamos encontrar. Es por eso que en este artículo queremos hablarte sobre algunos ingredientes autóctonos que debes probar si te encuentras en una zona rural.

Ajo negro

Este ingrediente cada vez está más presente en la gastronomía española. Es un ajo que se somete a un proceso de fermentación, lo que le da un sabor dulce y suave. Además, se ha descubierto que tiene propiedades beneficiosas para la salud. Se utiliza como aliño en ensaladas, en salsas o incluso en postres.

Perrechicos

Los perrechicos son una seta muy valorada en la cocina española. Tienen un sabor muy intenso y su textura es carnosa. Se pueden encontrar en zonas montañosas y son muy valorados por los aficionados a la micología. Se suelen cocinar a la plancha o en guisos, y son un ingrediente estrella en platos como la sopa de perrechicos.

Flor del cardo

La flor del cardo es un ingrediente poco conocido, pero con mucho sabor. Se recolecta en los meses de invierno y sus pétalos tienen un sabor parecido al de la alcachofa. Se pueden añadir a ensaladas o incluso a guisos, y le dan un toque muy especial a la comida.

Camuesa

La camuesa es una fruta típica de los pueblos de montaña. Tiene un sabor parecido al de la manzana y se suele utilizar para hacer mermeladas o zumos. Además, se utiliza en la elaboración del licor de hierbas, muy típico de la zona.

Escamoles

Los escamoles son una delicatessen en la gastronomía mexicana. Se trata de los huevos de una hormiga que se recolectan en el desierto y que tienen un sabor muy particular. Se suelen cocinar en tortillas o añadir a guisos. Eso sí, no son un ingrediente apto para todo el mundo, ya que pueden resultar un poco extraños al paladar.

Cabra hispánica

La cabra hispánica es una raza autóctona de la península ibérica. Su carne es muy valorada por su sabor intenso y su textura jugosa. Se suele cocinar a la brasa o en guisos, y es un ingrediente muy utilizado en la cocina tradicional de la zona.

Cereza de la Alpujarra

La cereza de la Alpujarra es una variedad autóctona de la zona granadina. Tiene un sabor muy dulce y una textura muy jugosa. Se utilizan en la elaboración de mermeladas, pasteles o incluso en platos salados, como el magret de pato con salsa de cerezas.

Lamprea

La lamprea es un pescado muy valorado en el norte de España y Portugal. Tiene un sabor muy intenso que recuerda a la sangre. Se suele cocinar a la brasa o en guisos, y es un ingrediente muy valorado en la cocina tradicional.

Alga wakame

El alga wakame es una de las algas más consumidas en la cocina japonesa. Tiene un sabor muy suave y una textura crujiente. Se puede encontrar en las zonas costeras de España y se suele utilizar en ensaladas o en platos de pescado.

  • A modo de conclusión, podemos decir que la gastronomía rural es rica y variada, y que en cada zona podemos encontrar ingredientes autóctonos que nos sorprenden por su sabor y su originalidad. Es importante probar nuevos sabores y dejarnos sorprender por la creatividad de los chefs rurales.
  • Esperamos que este artículo te haya animado a descubrir nuevos sabores en tus próximas escapadas rurales. ¡Buen provecho!